Dia 9, Jaipur

  • Publicado: 29 October 2017
  • Por: admin

Primer día en Jaipur, nos despertamos recuperados de la noche anterior y con mucha hambre, subimos a la terraza del hotel Kalya, nos encanta la vista, desde aquí arriba se puede ver la ciudad además tiene un ambiente muy acogedor, nos ponemos a mirar la carta y nos llevamos una gran sorpresa cuando encontramos tortitas con nutella, que panzá de comer, el mejor desayuno hasta el momento. Salimos del hotel ya es medio día, en la puerta nos para un hombre bajito se llama Raju, nos comenta que la noche anterior nos estuvo esperando en la estación de trenes, pero debido los retrasos no coincidimos y no pudo esperar más tiempo. Nuestro planteamiento era ir en metro sin embargo Raju nos hizo buen precio para visitar la ciudad en 2 días y aceptamos. Todo un acierto coincidir con Raju nos hizo de guía y nos contó muchas historias del lugar. El primer día nos llevó al Albert Hall Museum, nos gustó el edificio más por fuera que por dentro. De ahí seguimos nuestro camino para el centro de la ciudad "Pink City", todos los edificios están pintados en rosa es muy bonito e impresiona.

Apostamos por visitar el City Palace, un lugar que vale la pena pagar para conocerlo por dentro es un verdadero espectáculo tiene museos, tiendas, personajes vestidos de marajás etc…

Apenas salimos y de frente tenemos otro monumento que visitar un observatorio astronómico construido por el maharajá Jai Singh en 1728, es un lugar peculiar puedes apreciar la curiosidad que ha tenido siempre el hombre en conocer el espacio. Saliendo de ahí aprovechamos para callejear, entramos en la gran avenida con sus edificios rosas, ahí está el mercado y varias tiendas, el más famoso edificio de toda la ciudad es el Hada Mahal, alto con muchas ventanas es el que marca diferencia, es precioso un imprescindible de Jaipur.

Jaipur es una ciudad muy romántica y con un toque de glamour de los Marajás, se nota la diferencia de esta ciudad con respecto a las demás que hemos estado.

Nos damos prisa nos espera la puesta del sol en el templo de los monos. Llegando a los pies del monte ya avistamos varios animales, cerdos, vacas, pollos, monos, cabras esto parece un zoo, pero no, THIS IS INDIA. Nada más bajar del tuctuc todos nos viene dar la bienvenida ya que existe varios puestos que vende comida para alimentarlos. Empezamos a subir y por el camino nos persigue varios monos, como consejo os digo que no paréis a echar fotos (anécdota: Manuel se para hacer fotos y unos de los monos se le ha tirado encima y se le enganchó a la espalda, tremendo susto nos llevamos), también hay señoras que te ofrece leer las manos, encantamiento de serpientes y bendiciones de vaca malformadas“ eso habéis leído bien vacas con cinco patas y con dos cabezas para ellos son más que sagradas hacen milagros y todo”. En la cima de la montaña está el templo en la puerta hay una familia, viven ahí, uno de los niños nos explica la historia y nos invita a oración, nos pone una pulsera roja, a modo de agradecimiento le dejamos un donativo al templo. Desde aquí arriba hay una visión panorámica de la ciudad nos sentamos a observar un ratito la puesta de sol. El día termina, pero nosotros tenemos un último lugar que visitar el templo Birlar Mandir, su color blanco se avista de lejos, la entrada es gratuita y puedes echar el tiempo que quieras allí, recomendamos el sitio.

De vuelta al hotel tenemos buena sensación, nos ha cundido el día estamos muy felices, ahora toca reponer fuerzas….

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.